La fábrica en tiempos de coronavirus

La fábrica en tiempos de coronavirus

Escenario global

Es indudable que el mundo entero y nuestro país se encuentra enfrentando una de las crisis más grandes de las últimas décadas. Esto tiene serias implicancias a nivel de sociedad, económicas e individuales.

Con las limitaciones de movimiento, reunión y comercio impuesta por autoridades gubernamentales y sanitarias  (que dicho sea paso, las compartimos totalmente), se ve truncada la operación normal, tanto interna como externamente, minimizando fuertemente los ingresos por ventas, incluso erradicándolos totalmente en algunos canales. Esto nos obliga a salir de la zona de confort (si es que alguna vez lo hemos estado) y ponernos extra creativos. Esto, además de ayudarnos a sortear el momento actual, presenta posibilidades de mejoras, en la operación y  en los procesos. “De la crisis nace la oportunidad”, dicen.


Desafío

El desafío, como para muchas otras pequeñas y medianas empresas, es sobrevivir este período de crisis. Nos sentimos totalmente responsables de nuestras obligaciones. En primer lugar, con nuestro equipo; el compromiso a nivel interno es ser un espacio de seguridad y desarrollo para todos quienes nos desempeñamos en CODA. Asimismo, sabemos también que debemos cumplir con nuestros proveedores, que indudablemente están en una situación similar.

Todo lo anterior se da además en un contexto en que debemos garantizar condiciones sanitarias para todos nosotros, que formamos Cervecería CODA, para nuestros clientes y consumidores, y para todos los incumbentes en nuestra operación.


Medidas

Dado un primer análisis de la situación, lo primero que hemos decidido es detener la producción y proyectos de inversión. Estamos manejando muy de cerca los niveles de inventario de producto terminado y ajustándolos de la manera más realista posible a la demanda esperada para este período. Es un seguimiento de día a día, de semana a semana.

Todo/a trabajador/a que no requiera realizar un trabajo presencial, está ahora trabajando de manera remota. Hemos incorporado nuevos mecanismos de comunicación digital. Solo personal de fábrica y logística está presencialmente trabajando. Creamos un sistema de turnos para evitar contactos persona a persona. No es el ambiente más entretenido, pero sí más seguro.

Además realizamos una reducción de horas en la jornada laboral. Destacamos la voluntad y disposición de cada uno de los integrantes de Cervecería CODA, que sabemos, hacen un esfuerzo personal, entendiendo la situación de la empresa y velan por su trascendencia.

Hemos puesto bastante esfuerzo intelectual en buscar soluciones fuera de la caja. Estamos reestructurando completamente no solo el formato de venta (desde barril a botellas), sino que también el canal, eficientando bodegaje y repartos locales e individuales.

Esto ha redefinido los esfuerzos y trabajos en fábrica. No estamos produciendo, pero sí estamos envasando, reforzando protocolos de orden y limpieza y creando estructuras de procesos industriales. Tenemos la ventaja de que hay muchos desarrollos de productos en proceso, que pueden ser aprovechados para entregar novedad a los consumidores, como cervezas provenientes de la planta piloto experimental y ediciones especiales de cervezas añejadas en barricas.

Otro ejemplo de ideas que se han generado, es la cata online organizada para el día sábado 28/03. Consiste en una experiencia totalmente digital y no presencial, la cual nos ayuda a impulsar ventas y a nuestros consumidores a interactuar con la marca y los productos, de una forma mucho más entretenida, menos impersonal y muy novedosa.


Proyección

Desde nuestro nacimiento, siempre hemos pensado positivo. Somos muy realistas, pero también muy positivos. Estamos en una actitud permanente de innovación y de búsqueda de soluciones, que nos exige e impulsa a ser abiertos, flexibles, creativos y a la vez, aterrizados.

Sabemos que será un invierno especialmente duro para la industria. Muchas cervecerías (y Pymes en general) cerrarán sus puertas. Proyectamos un corto plazo ajustado, pero un mediano plazo donde salimos fortalecidos, más maduros y sólidos.


Tu elección

No es fácil aguantar. Los negocios y las empresas no sobreviven sin ventas, sea cual sea el canal y el formato. Las medidas que se aplican directamente en la industria, la limitación de tránsito, circulación y reunión suponen una barrera extra para las cervecerías. Esta temporada va a ser una que recordaremos por años por su inclemencia y el impacto en tantas marcas que conocemos y con las que convivimos. En Cervecería CODA somos optimistas y estamos trabajando día a día por cuidar a nuestra gente, cuidar la salud de la empresa y por volver más fuertes y profesionales que antes.

Gracias por siempre preferir consciente e independiente.

Artículos Destacados