El modelo de una Cervecería Consciente

El modelo de una Cervecería Consciente

Este es un escrito para quienes buscan un sentido y una nueva forma de vivir cada día. Son palabras para quienes entienden los desafíos de hoy y mañana. Para quienes saben que cada uno de sus actos hace la diferencia. Es un texto para los que sueñan con un futuro más brillante para sus amigos y comunidad.

El 2015 empezamos esta aventura. Los dos socios (hermanos) nos reunimos y nos propusimos armar una cervecería. Nos faltaba todo excepto las ganas y la visión. Le pusimos CODA y le pusimos Cervecería Consciente. No habíamos producido ningún litro de cerveza (Harmony APA en ese entonces) y ya teníamos claro el horizonte; nos faltaba el camino.

Hoy a casi cinco años, tenemos un modelo y filosofía coherente, aunque en constante revisión y evolución. Estos dos meses del 2020 nos hemos dedicado a ordenar y a aunar todas las prácticas, visiones e iniciativas en juego.

Buscamos orquestar un mundo más humano, justo y verde, inspirando y colaborando desde la industria cervecera.

Nuestro modelo de trabajo se organiza en tres niveles de impacto: interno, comunitario y medioambiental. Para cada nivel tenemos compromisos claros y duraderos, que nos dan luces de las iniciativas y prácticas en las que nos involucramos como equipo CODA, así como límites de lo que no nos hace sentido hacer. Avanzamos hacia cada compromiso trabajando semanalmente en células, grupos conformados por todos los miembros de CODA, liderados por un(a) guardián(a). En estos momento, reservamos un espacio en el que no hablamos de cerveza, de despachos, de costos ni de marketing. Este es el momento en que cada célula, con mucho foco, se dedica a avanzar en el diseño e implementación de los proyectos asumidos.

Es así como a nivel interno estamos avanzando en construir un espacio de seguridad, bienestar y desarrollo para todos los que dedicamos una parte de nuestras vidas a CODA. A nivel comunitario, nos vinculamos y colaboramos con otras organizaciones y cervecerías para potenciar nuestra comuna de Casablanca, promoviendo y prefiriendo lo local. Por último, a nivel medioambiental trabajamos en minimizar el uso de recursos y en encontrar soluciones creativas e innovadoras para la gestión de los residuos.

Ejemplos de esto son los paneles solares que nos permiten contar con un 50% de energía renovable; la agrupación de Cervecerías del Valle de Casablanca que se está formando para potenciar la comuna y a sus emprendedores; y el compromiso adquirido de bienestar y desarrollo de carrera al interior de la organización.

Estamos felices del modelo participativo con que avanza la Cervecería Consciente y sabemos que involucrarse en estos temas puede parecer un desvío y, muchas veces, una pérdida de tiempo. Sin embargo, es todo lo contrario, es un nueva forma de hacer cerveza, acorde a nuestra visión original del 2015. Colaborando con el equipo, con la comunidad y el medioambiente, es que podremos realizarnos y ser la empresa que siempre soñamos.

Para nosotros, elegir consciente es propósito y pasión; es una forma de vida, una decisión que nos define; es bueno.



Artículos Destacados