Creatividad en tiempos de crisis

Creatividad en tiempos de crisis

Nos levantamos, vemos las noticias, revisamos novedades en Twitter, esperamos nuevos anuncios. Ese día a día que nos mantiene en la indefinición de hacia dónde va el futuro inmediato nos obliga a ser más ágiles, estar más atentos y ponernos más creativos.

Ya estamos prontos a cumplir un mes desde el inicio de la paralización, ese día en que decidimos no producir, en que los clientes dejaron de comprar y el equipo quedó en un limbo de tareas que dejan de ser inmediatas o incluso necesarias. De común acuerdo, disminuimos las horas de trabajo y pusimos foco en orden, mejoras y nuevos desarrollos. Hablamos con los proveedores y principales acreedores para ganar tiempo, y el foco se convirtió en eso, en buscar mecanismos para aguantar. ¿Hasta cuándo? ¿En qué condiciones? ¿Cómo saber cuándo volver, cuándo abandonar?

Lógicamente, no somos los únicos. Esta es una realidad en toda la industria. Lo hablamos con colegas, con amigos, con clientes. "Hola, ¿cómo estás?" - "Bien de salud, pero el resto... igual que todos, sobreviviendo". Es un desafío agregado, que exige mantener la rueda girando. Las ayudas financieras para disminuir o postergar pagos es un alivio, la negociación con proveedores es un esfuerzo común (a nadie le conviene quebrar) y la búsqueda de nuevos ingresos lo es todo. ¿Cómo? ¿Cómo damos vuelta el modelo que venimos construyendo por años, de ser fábrica, entregar a los bares y que los consumidores consuman en estos últimos?

Para los más optimistas, este es un buen momento. Es cuando puedes parar y construir. Se dice que de aquí, los que sobrevivan, van a ser más fuertes. Nosotros compartimos el fondo, de que este paréntesis es la mejor invitación a sacar a relucir lo mejor de cada uno. Vemos en nuestro equipo un compromiso con la organización. Vemos en nuestros consumidor un apoyo férreo al seguir comprando, eligiendo local, pyme, independiente. Hay un sentir común por apoyar a las empresas y marcas que te hacen sentido.

La respuesta de CODA ha sido creativa. En un par de semanas hemos desarrollado ventas directas por la tienda online a una escala nunca antes vista; envasamos nuevos estilos que originalmente estaban solo disponibles para consumo en el Taproom en Casablanca; hemos mantenido una comunicación constante, coherente y bien pensada por las distintas redes y canales con nuestros seguidores. Acompañamos la propuesta de cerveza con actividades que conviertan el encierro en un panorama, en una excusa para volver a juntarse y compartir. Somos seres sociales y queremos compartir: la cerveza es la excusa que permite eso. El lugar y las circunstancias han cambiado, pero no el rol de un schop o una copa. De este modo, ya hicimos la primera Cata Online por streaming en Instagram, el primer After Office Virtual vía Zoom, tenemos circulando un concurso de fotografía casero - Retrato de una cuarentena regada -, nos preparamos para la Segunda Cata Online, y, por supuesto, seguimos con más y más ideas. El objetivo es que te sientas acompañado en este período, que te identifiques con CODA, nuestro dinamismo, nuestros estilos y nuestra forma de hacer empresa.

Como en cualquier experimento, no todo sale bien, estamos aprendiendo de todo: estamos conversando por primera vez directamente con nuestros consumidores; el canal de venta directa en sus primeros pasos para nosotros; y qué decir de la planificación y gestión de actividades nuevas para todos, ya nombradas en el párrafo anterior. Es un proceso iterativo que queremos que sea cada vez más abierto, más inclusivo con los "no-cerveceros" y que se transforme en algo recurrente, en un panorama y en una forma de convivir con la cerveza más allá del encierro y de la cuarentena.

A pesar de la incertidumbre y la falta de plazos definidos, sabemos que vamos a aguantar. No va a ser fácil para nadie la vuelta, pero sí sabemos que esta experiencia y los esfuerzos y desarrollos que estamos haciendo darán frutos. Nos cuestionamos de fondo cuál es o cuál sería nuestro modelo de negocios ideal. ¿Qué vender, cómo y a quién?. ¿Qué nos hace sentido y cómo queremos ser de cara a nuestros seguidores? Tenemos confianza en que con creatividad, agilidad, optimismo y muy buenas cervezas vamos a ser una mejor cervecería que antes del virus COVID-19.

Como siempre, gracias a todos y todas las que siguen eligiendo consciente, apoyando y permitiendo que los inventados que hacemos tomen forma.

Artículos Destacados